Actopan

Su nombre significa “encima de agua enterrada o tierra húmeda”; proviene del náhuatl Actoctli, “agua enterrada” o “tierra húmeda”; y Pan, “encima de”. Este municipio se encuentra en la zona centro del estado, a unos 50 km de Xalapa.

Su suelo es variado, con fracciones montañosas debido a que se encuentra en los ramales de la sierra de Chiconquiaco.

Tiene una extensión territorial de  859.83 km2, lo que representa un 1.19% total del estado. Dentro de su territorio se encuentran los cerros de Los Metates y La Palma; el resto se compone de valles y llanuras.

Este municipio se distingue por la producción de mango, es una de las zonas que más importantes del estado por su naturaleza, la extraordinaria riqueza de sus tierras y el trabajo de su población.

En esta zona se han encontrado restos arqueológicos que datan del periodo Preclásico Medio (IX y VI a. C), sobre todo en las localidades de El Trapiche, Chalahuite, Ranchito de las Ánimas y los Ídolos.

Su población, la más antigua de la que se tiene registro, se localizaba, en los años 600 al 900 d.C.,  en lo que hoy es Ranchito de las Ánimas y estaba habitado por totonacas pero al ocurrir una etapa militarista huyeron al cerro de los Otates, donde quedaría la guarnición mexica.

La historia durante la Conquista de este municipio es rica, pues el camino antiguo que transitaba por la vertiente hacia el altiplano, fue el que utilizaron los españoles en 1519 desde la zona costera de Villa Rica en su itinerario hacia las grandes montañas.

También, por este lugar, luego de retomar la carretera costera que se dirige a Nautla, se llega a las ruinas de Quiahuiztlán, que significa “el lugar de la lluvia”, localizadas en el cerro Cantera. En ese lugar, se dominaba una notable vista sobre el mar y sobre la localidad de la Villa Rica.

Arqueólogos han encontrado tumba que semejan en escala los templos o teocalis; se han rescatado vajillas de bella manufactura, además de los restos de dos pirámides y un juego de pelota.

Por este municipio pasa el río Actopan, que nace del Cofre de Perote. Tiene un clima húmedo-regular, con una temperatura promedio de 24.8 grados Celsius y una precipitación pluvial media anual de 860.1 mm.

En su vegetación predomina el tipo caducifolio, con especies como guarumbos, chancarros, jonotes, guanacaxtles y encinales. Respecto a su fauna, se pueden encontrar animales como conejos, mapaches, tlacuaches, armadillos, tuzas, reptiles y aves.

Sus festividades son varias: celebran la Semana Santa del 8 al 10 de abril; el 11 de mayo tiene su feria del Mango. También, llevan a cabo la celebración en honor al Inmaculado Corazón de María el 22 de agosto; el 4 de octubre celebran a San Francisco de Asís, ahí se acostumbra a bailar la Danza de Cortés; y el 12 de diciembre celebran a la Virgen de Guadalupe.

La música tradicional de este lugar es la de banda. En cuanto a sus artesanías, se dedican a la elaboración de vasijas de barro.

Entre sus platillos típicos destacan los elaborados con mariscos en sus distintas presentaciones.

Sin lugar a dudas, su punto turístico más fuerte es El descabezadero; un nacimiento del río Actopan que brota de las montañas, entre las piedras. Es ideal para practicar descensos de ríos.

Deja una respuesta